Fondo Navidad
 
Volver al menú de secciones
 
 
 
 
 
 

LAS TRES LEYES UNIVERSALES DEL PROYECTO ARTAT

Por Liberto Bosch

 

Positivamente revista imagen
 

  El mundo en el que vivimos funciona a través de unas leyes universales, todo tiene un orden una armonía y un porque. Cada pieza del puzle que forma el mundo es intensamente necesaria para la evolución del conjunto. Todos los seres que habitan en la tierra tienen un propósito y una razón de ser, de hecho cada ser es un eslabón en la cadena de la evolución. Desde los principios de la historia de la humanidad las personas han convivido generando conflictos, guerras y disputas territoriales. Todo se ha llevado a cabo haciendo uso del libre albedrío, que en realidad es la libre elección de nuestros actos, una ley universal. Todo funciona a través de las leyes universales, pero al igual que en la sociedad las leyes pueden respetarse o nos las podemos saltar. En la sociedad actual cuando alguien se salta la ley es sancionado por los órganos encargados de mantener el orden a través del cumplimiento de la ley, pero en el universo funciona de forma parecida que en la sociedad. En el universo hay leyes para que reine el orden, la paz, la armonía, el equilibrio, el bienestar y la felicidad. Pero al igual que en la sociedad podemos cumplir estas leyes o no, si bien en nuestra sociedad alguien se salta la ley siempre genera unas consecuencias, pues en una escala superior sucede lo mismo, si alguien incumple las leyes universales automáticamente la vibración que se rige por dichas leyes cae y proyecta al individuo a un plano que se rige por otras leyes. La consecuencia de vibrar en una dimensión que se rige por leyes que no son de alta vibración es experimentar todo lo que sucede en una dimensión de baja vibración, lo que consecuentemente nos lleva al sufrimiento y al caos.


  La humanidad lleva muchísimo tiempo vibrando en una dimensión de baja vibración y la prueba de ello es nuestra historia. Nunca ha habido periodo alguno en que se hubiese alcanzado un estado de felicidad y bienestar total, siempre se han excluido a sectores sociales. En los últimos tiempos hemos visto como nuestra sociedad ha avanzado muchísimo a nivel tecnológico, hemos mejorado las comunicaciones y unificado a todos los lugares del mundo con esas conexiones. En la actualidad somos conscientes de lo que sucede en la otra parte del mundo casi al instante, también sabemos lo que va bien para la sociedad y lo que perjudica. Ahora es el momento de empezar a caminar en otra dirección para elevar nuestra vibración, tenemos las herramientas adecuadas para lograrlo pues estamos comunicados con todo el planeta, sabemos incluso las enfermedades a las que se ve sometida la tierra en este momento. Todos estos hechos se dan por actuar según las leyes que rigen una dimensión de baja vibración, pero lo podemos cambiar si muchas personas comenzamos a actuar rigiéndonos por las leyes de alta vibración.


  Hay tres leyes universales que rigen planos de alta vibración, estas son el equilibrio, la moralidad y la unidad. Si queremos ascender debemos regir nuestro comportamiento por estos principios universales, lo que automáticamente hará que empecemos a vibrar más alto y consecuentemente podamos mejorar y vivir en mayor armonía. Siempre todas las cosas tienen una curva la cual rige los ciclos del cambio evolutivo, si nos ponemos ahora a cambiar necesitaremos un periodo de tiempo para que se evidencie un cambio colectivo, pero si no lo hacemos nunca lo llegaremos a ver.


  El proyecto Artat necesita ayuda para poder transmitir estos principios y poner su granito de arena para poder ayudar al conjunto. Desde el proyecto te ofrecemos la posibilidad de colaborar integrando estos principios en tu día a día y ayudando a expandirlos en la medida de tus posibilidades. El equilibrio es la base fundamental del ser humano para poder aprovechar su energía al máximo de sus posibilidades, esta es la base para poder trabajar otros principios pues sin equilibrio las personas no llegan a alcanzar una estabilidad emocional, física o energética suficiente como para llevar a cabo lo que desean. La moralidad se trabaja a través de diez valores que tienen que ver con la forma en la que las personas interactúan unas con otras, lo que genera una vibración armónica y agradable. Y finalmente la unidad nos ayuda a entender en qué punto evolutivo en base a estos principios nos encontramos, para ello se contempla a través de diferentes escalas que van desde la más individual a la colectiva, pasando por el ser individual, la unidad familiar, el pueblo, etc.


  Todo se puede trabajar y aprender, es necesaria la implicación de las personas para poder lograr un gran movimiento de cambio.


  Si sientes que deseas trabajar esto o colaborar puedes ponerte en contacto con nosotros y estudiaremos de qué forma podemos ayudarte y puedes ayudarnos. El mail de contacto es artat30@gmail.com y la web del proyecto es www.artat.org


 
 
Positivamente revista imagen
 
 
Comment Form is loading comments...

 


 
Recomendaciones