Fondo Navidad
 
Volver al menú de secciones
 
 
 
 
 
 
 

QUIÉN

Por José Luis Villar

 

Positivamente revista imagen
 

¿Quién no ha sentido nunca la necesidad de entender, la necesidad de no querer morir sin comprender algo de todo este misterio, de  poder pisar un día un camino que conozcamos, de descubrir hacia dónde nos dirigimos? ¿Cómo prestar atención a cada elemento, a cada persona que nos rodea, siendo conscientes de que cada uno puede ser un maestro, un medio de aprendizaje que es posible aprovechar? ¿Cómo vivir en un mundo eliminando el ego y destinándonos a un servicio hacia los demás? ¿Cómo comprender que la mejor dedicación y el mayor reto de una vida es vivirla con humildad?


Luchamos en varios campos de batalla, en el del cuerpo, cuidándolo e intentando no dejarnos llevar demasiado por la apetencia de la carne; en el de la mente, observando sus reacciones e intentando controlarlas, con sus miedos que siempre nos atenazan, con sus deseos que intentan arrastrarnos y cultivándola a través del estudio; y en el del espíritu, enfocando la vida hacia la evolución del hombre, intentando determinar unos objetivos que guíen el camino invisible, mirando desde dentro…


Pero sigue siendo difícil actuar con arreglo a lo que pensamos, seguir el dictado de nuestro verdadero ser, pues nos encontramos atrapados dentro de este útil, pero a la vez caprichoso cuerpo, y la felicidad se nos resiste, pues esta sólo nos la concede una actuación coherente con el pensamiento profundo que hemos desarrollado, ese que hemos creado a lo largo de nuestra vida.


¿Quién no se ha preguntado el porqué de esta corta y frágil vida, que tanto nos satisface y que tanto nos contraría, y que está siempre pendiente de un hilo, sin saber ni cuándo, ni de qué manera llegará a su fin? Una vida que puede ser aún duradera o que puede terminar en un instante y de la que no sabemos prepararnos para su final, ni el modo en que lo afrontaremos, a pesar de la disposición actual.


¿Quién nos da las respuestas, quién nos da la seguridad para de verdad sentir que cada día tiene un valor, que todo el camino tiene un destino, que vamos hacia el crecimiento, hacia un nuevo y claro amanecer?


Y, ¿quién es el que nos ha dado más certeza, más confianza, más sentido, quién o quiénes nos han hecho asirnos, agarrar la vida con fuerza, confiar…?


¿Quién es el que nos ha enseñado más a vivir, quién nos ha servido de ejemplo, de modelo? ¿Cuántas personas han guiado nuestro camino sin apenas darnos cuenta y así, sin percibirlo siquiera, han influido en nosotros?


Hemos seguido creciendo y aprendiendo de todas aquellos seres que han calado en nuestro interior, que nos han comunicado algo que reconocíamos de manera consciente o inconsciente. Algo que nos llamaba, que nos llevaba a ser como ellos, a imitarlos, pero sólo estábamos acercándonos más a nosotros mismos.


¿Quiénes son los que nos rodean, los que nos han ayudado a moldear nuestro ser? ¿Quiénes son los que nos enseñan, los que de una manera o de otra influyen en la construcción de nuestra personalidad, o en nuestro aprendizaje?


Muchos nos han influido, pero siempre hemos sido nosotros los que hemos elegido, los que hemos fijado la atención en aquello que nos interesaba, en aquello que queríamos llegar a ser, aunque no fuésemos conscientes de ello.


¿Quién es ese ser que va creciendo en nuestro interior y que vamos poco a poco reconociendo? Ese ser al que siempre nos hemos dirigido cada noche sin saberlo y que alienta la ilusión de un mundo mejor, ayudándonos a realizarlo.


Porque quien de verdad esculpe tu ser, el único que encuentra las respuestas, que desvela el camino, aquel que moldea tu destino, no es otro que tú mismo, a través de tu atención, de tus inquietudes y necesidades de saber, con el fin de conseguir unos objetivos que muchas veces ni uno mismo conoce, al menos conscientemente. Unos objetivos que llevas impresos desde tu nacimiento en cada célula, en contra de los que es casi imposible luchar,  guiándote de una parte a otra de esta vida, hasta conseguir ir hallando lo que buscabas y, que no es otra cosa, que la búsqueda de la perfección.

 
 
Positivamente revista imagen
 
 
Comment Form is loading comments...

 


 
Recomendaciones