NEUMÁTICOS, 500 AÑOS DESPUÉS

Por Revista Positivamente

 

    Más de siete millones de neumáticos yacen abandonados en Al Jahra, situado en el desierto de Kuwait (Emiratos Árabes). Es tan grande la extensión que ocupa que tal cantidad de neumáticos usados es posible verlo desde el espacio. Funcionarios kuwaitíes pagan año tras año a las mismas cuatro empresas para cavar agujeros y llenarlos constantemente con estos neumáticos, sim embargo, la extensión es tan grande que los campos importantes son ahora visibles desde el espacio.
 
  El 17 de Abril de 2012, un incendio de grandes proporciones se desató en este vertedero de neumáticos usados en Al Jahra. El fuego estaba en su apogeo 10 horas después mientras centenares de bomberos de varias estaciones con equipos de apoyo del ejército, la guardia nacional y la compañía de Petróleo de Kuwait luchaban para contener el fuego. Las autoridades de medio ambiente aconsejaron a los residentes de la zona que se alejasen y usaran máscaras. Seguramente se les pidio que rezasen para que el viento arrastrara las inmensas columnas de humo hacia el mar y hubo suerte porque se no ser así el daño habría sido mucho peor.
 
La quema de neumáticos libera cientos de contaminantes tóxicos, así como un enorme número de pequeñas partículas muy peligrosas para la salud y el medio ambiente. Los neumáticos no están diseñados para ser quemados como combustible y contienen componentes muy peligrosos (el caucho en un neumáticos contiene 25% de aceites diluyentes derivados de benceno, 25% de estireno, un derivado de benceno, y 25% de butadieno -. Tanto benceno como el butadieno son altamente cancerígenos). Las partículas finas son mucho más peligrosos para la salud humana que las grandes partículas. Las toxinas en las partículas finas son aspiradas por los seres humanos y conducen a la enfermedad pulmonar. Los niños, los fetos, los bebés lactantes, ancianos, asmáticos, personas inmunes suprimidos son mucho más vulnerables a los contaminantes liberados neumáticos en llamas. Las pequeñas partículas liberadas por la quema de neumáticos empeorar el asma y puede contribuir a las enfermedades del corazón.  
 
  En España se generan unas 250.000 toneladas al año de neumáticos fuera de uso que se gestiona de la siguiente manera: el 11,1% se destina a recauchutado; el 1,5% a reciclaje; el 4,6% a valorización energética en cinco plantas cementeras autorizadas y la mayor parte, el 82,8% termina en vertederos o abandonados en la naturaleza, y esto ocurre en la mayoría de los países europeos. Hay que tener en cuenta, además, que se estima entre tres y cinco millones de toneladas las que ya existen de estos neumáticos acumulados y almacenados, "stock" histórico que también hay que gestionar.
 
  Para eliminar estos residuos frecuentemente se recurre directamente a la quema de estos neumaticos lo que provoca graves problemas medioambientales y contamina el entorno, aunque no es menos problemático el almacenamiento, ya que provocan problemas de estabilidad por la degradación química parcial que éstos sufren y producen problemas de seguridad en el vertedero.
 
  Las montañas de neumáticos forman arrecifes donde la proliferación de roedores, insectos y otros animales dañinos constituye un problema añadido. La reproducción de ciertos mosquitos, que transmiten por picadura fiebres y encefalitis, llega a ser 4.000 veces mayor en el agua estancada de un neumático que en la naturaleza.
 
    Las posibilidades de reciclaje de los neumaticos, es decir el aprovechamiento de sus componentes materiales para otros usos distintos de la valorización energética, han experimentado en los últimos tiempos un importante aumento. La trituración es un proceso puramente mecánico y por tanto los productos
resultantes son de alta calidad limpios de todo tipo de impurezas, lo que facilita la utilización de estos materiales en nuevos procesos. Entre los posibles usos de los materiales reciclados están los siguientes: Pistas deportivas, Reductores de velocidad (Vías), Revestimientos de pavimentos, Aditivos para asfaltos, Moquetas, Calzado, Frenos, Muros anti-ruido, Neumáticos y componentes del automóvil, Edificios agrícolas, Material deportivo, etc.
 
  El 5 de Mayo del 2008, una norma legal obliga a reciclar los neumáticos para hacer carreteras. El Gobierno decidió que a partir de ese momento las carreteras públicas que adjudique deberán construirse utilizando polvo de neumáticos viejos en el asfalto. Este polvo de caucho, unido al betún, hace que las carreteras sean menos ruidosas, más resistentes a las rodaduras y filtren mejor el agua. La decisión, que el Ministerio de Fomento ha pactado con Medio Ambiente y que hará oficial con una orden a sus delegaciones provinciales en las próximas semanas, permitirá acabar en unos años con los centenares de miles de neumáticos que actualmente se acumulan en los vertederos. El uso de neumáticos viejos en las llamadas carreteras de goma permitirá reciclar al año 160.000 toneladas de polvo de neumático cada año.
 
  Es curioso que la mitad de partículas en el aire proceden de frenos, embragues y neumáticos. POr increible que parezca las partículas que proceden del desgaste de frenos, embragues y neumáticos y el polvo del asfalto se han convertido en el 50% de los contaminantes del aire y su importancia sigue aumentando, pero apenas se sabe nada sobre ellas y lo perjudiciales que pueden resultar. La falta de conocimiento sobre la naturaleza química de estas partículas, su comportamiento en la atmósfera y su impacto en la salud hace que la única vía de reducción de este tipo de emisión sea la disminución del tráficoc como una de las mejores soluciones, volvemos a un punto muy sonado hoy en día, la utilización masiva del transporte público o la concienciación a la hora de ocmpartir transporte privado con otras personas y así optimizar los desplazamientos ahorrando combustible y evitando una contaminación innecesaria.
 
 
  La naturaleza tarda más de 500 años en descomponer un neumático, en el mejor de los casos. Y como cada año se fabrican, consumen y desechan miles de millones de ellos, a la pobre madre natura se le acumula el trabajo de biodegradación. Pero para eso estamos nosotros, HOMOSSAPIENS, sers inteligentes y capaces de viajar a las estrellas, tenemos que ser capaces de ingeniar utilidades para esos neumaticos que hagan la vida más digna para las futuras generaciones. Así que os proponemos algunas ideas muy ingeniosas que hemos encontrado en la Red para que probéis en vuestros hogares y jardines, y que transformarán ese problema en artículos utiles y decorativos… e incluso obras de arte.
 
  PUFS Y MESAS BAJAS
 
  JARDINERAS
 
  PARQUES INFANTILES
 
  SILLAS
 
  OBRAS DE ARTE
 
Comment Form is loading comments...

 


 
Recomendaciones