Por Adolfo Álvarez

  Una de las marcas a la que los coleccionistas de juguetes estaremos o deberíamos estar agradecidos es la marca, EXIN (Exclusivas Industriales Sociedad Anónima) es una compañía juguetera española.


  Apareció en el año 1951, fundada por Ramón Carroggio Socías, fabricando inicialmente utensilios de plástico, pequeños electrodomésticos y juguetes. Como le sucediera a otras empresas en ese momento, la demanda no permitía su dedicación exclusiva a la fabricación de juguetes. No obstante, con el paso de los años su actividad acabó centrándose únicamente en la producción de juguetes.


  Su fábrica principal se encontraba en la calle Roger de Flor (Barcelona).


  Exin cerró sus puertas en el año 1993. A finales de los noventa y hasta 2005, la empresa española Popular de Juguetes volvió a fabricar algunos de los productos más exitosos de Exin, entre ellos Exin Castillos y Exin West.


  Sus juguetes más famosos fueron:

  * Madelman, figuras de acción creadas conjuntamente con Industrias Plásticas Madel (Manufacturas Delgado).

  * Cinexin, proyector de cine infantil.

  * Exin Castillos, juego de construcción de Piezas/Blocks para la construcción de castillos medievales.

  * Historex Elastolin, Figuras a escala de 4cm de la marca alemana ideal para jugar con Exin Castillos.

  * Exin West, juego de construcción basado en escenas del oeste americano. En vez de usarse únicamente ladrillos sueltos, los edificios estaban formados por partes prefabricadas.

  * Tente, juego de construcción de ladrillos de plástico español parecido al LEGO.3 Fue comprada por Borrás Plana en 1993.

  * Scalextric, juego de coches eléctricos en miniatura.

  * Exin Basket y Exin Gol, pistas de baloncesto y fútbol respectivamente donde una bola de porespán era impulsada por chorros de aire que salían del suelo al accionar grandes pulsadores con mecanismos neumáticos.

  * Fabricante en España de Meccano.


  En 1971, Exin presentó en España una de sus líneas de juguetes más famosas y que se mantendría durante más tiempo en su catálogo general, un proyector de películas para niños que usaba el formato cinematográfico de 8 mm, también conocido como Doble 8.1 Este proyector nacía inspirado en otros proyectores aparecidos en otros países. La estética del Cinexin era muy parecida a la del proyector de la Chad Valley Toy Company del Reino Unido, que fue comercializado en 1968 e imitado en Estados Unidos por la Kenner. La idea no era en absoluto nueva en España, y entre otros muchos antecedentes podemos citar el zoótropo, un cilindro metálico giratorio que permitía ver figuras en movimiento.


  CINEXIN - 1ª GENERACIÓN

  El Cinexin era un pequeño proyector que funcionaba con pilas, construido con un material plástico naranja, muy resistente, y que contaba con un mecanismo de proyección manual que resultó clave de su éxito, pues era el propio niño quien decidía si hacer avanzar, detener o congelar la imagen.

  Las películas para el juguete se vendían aparte. Éstas iban enrolladas en una bobina sin fin, diseñada para evitar tener que rebobinar, lo que hacía sencillo el juego.

  El enhebrado de la película se hacía manualmente. Inicialmente sólo disponibles en blanco y negro, pero comercializadas a todo color un poco más tarde.

  Exin había llegado a un acuerdo con Disney para la distribución de sus películas en este formato, y de este modo, los niños podían disfrutar en sus casas de pequeños extractos (usualmente de 30 a 40 segundos) 3 de películas protagonizadas por personajes como Popeye, Peter Pan, o Mickey Mouse. Las películas eran mudas, y la caja del juguete, de color predominantemente blanco, con los laterales azules, tenía la particularidad de servir como pantalla de proyección.


  SUPER 8 CINEXIN - 2ª GENERACIÓN

  Lanzado en 1983, la nueva versión del juguete exibía una vistosa carcasa de plástico azul y pretendía rectificar algunos fallos de la versión original. Las películas para la nueva versión , por ejemplo, estaban selladas en el interior de un casete cerrado, para hacerlas más resistentes y evitar tener que enhebrarlas. Además se evitaron los soportes del Cinexin de primera generación, lo que redundaba en una proyección más estable.

  En esta nueva versión se cambió el soporte cinematográfico y se abandonó el uso del 8 mm por el formato más moderno y con mayor definición llamadoSuper 8. Además, para hacer las películas más resistentes a roturas, se fabricaron sobre soporte de poliéster.


  MINI CINEXIN - 3ª GENERACIÓN

  Tras la desaparición de Exin, la empresa Popular de Juguetes (empresa que se hizo con los derechos de fabricación de Exin), rescató la idea, reeditando dos nuevos modelos: el Super Cinexin con sonido y estética más moderna y el Mini Cinexin.

  El enhebrado de la película se hacía manualmente. Inicialmente sólo disponibles en blanco y negro, pero comercializadas a todo color un poco más tarde.

  Exin había llegado a un acuerdo con Disney para la distribución de sus películas en este formato, y de este modo, los niños podían disfrutar en sus casas de pequeños extractos (usualmente de 30 a 40 segundos) 3 de películas protagonizadas por personajes como Popeye, Peter Pan, o Mickey Mouse. Las películas eran mudas, y la caja del juguete, de color predominantemente blanco, con los laterales azules, tenía la particularidad de servir como pantalla de proyección.


  CINEXIN GIRO - 4ª GENERACIÓN

  En otoño del 2010 la empresa juguetera GIRO presenta el Cinexin de cuarta generación en tres variantes (o diseños): Princesas, Disney clásico y Toy Story.

  Aparte de un diseño mucho más modernizado que el fabricado por Popular de Juguetes, una de las novedades más destacadas del Cinexin de Giro es que se sustituye la lámpara incandescente tradicional por un led, el cual da una luz más brillante, no se calienta y no gasta tantas pilas.

  Lamentablemente el número de imágenes por segundo es bastante inferior al Cinexin original lo que provoca una sensación de saltos y parpadeos que no permite reproducir la experiencia de los primeros Cinexin.

  La sensación se acerca más a la de la reproducción de una serie de fotografias, no hay posibilidad real de que la acción fluya y la podamos hacer avanzar y retroceder.