Por Adolfo Álvarez

Cuidados Básicos Para Tu Portátil


  ¿Sabéis cuál es el peor enemigo de nuestro ordenador sobre todo si es un portátil? Pues somos nosotros mismos… os preguntaréis el porqué afirmo esto, pues os lo voy a explicar a continuación.

  La vida útil de un portátil es de unos dos a tres años, y su peor enemigo es el calor, el recalentamiento, tened en cuenta que un portátil es un ordenador concentrado en un mínimo espacio.

¿Qué sucede cuando un portátil se recalienta? pues lo que vais a notar es que cada vez es más lento y parece que “piensa” más para hacer cualquier operación, ya sea abrir un archivo de texto, una imagen o un programa. También puede pasar que después de un tiempo el portátil se reinicie y se vuelva a reiniciar…. Si lo dejas apagado un rato luego vuelve a funcionar hasta que se recalienta otra vez. Esto es debido a que el microprocesador está sufriendo por las altas temperaturas que alcanza.


  Lo peor que podemos hacer con un portátil es usarlo sobre las piernas o sobre una superficie blanda tipo cojín, ¿Por qué te pones un cojín sobre las piernas para usar un portátil? Pues te lo pones porque el aire caliente que sale te calienta las piernas ¿verdad? En el momento que ponemos un cojín y el portátil encima lo que sucede es que se bloquean las ranuras de ventilación y no puede salir el aire caliente del interior del portátil.

  Existen en el mercado unos cojines con una superficie plana y rígida de plástico, parecida a una bandeja, de forma que evitamos el calor en las piernas y el portátil descansa sobre una superficie plana que le permite refrigerarse con normalidad.

  Este tipo de cojines podéis encontrarlos en grandes almacenes, yo personalmente lo compré en una gran superficie sueca y hasta ahí puedo leer… no vamos a dar nombres. Tienen un precio muy bajo, podéis encontrarlo a partir de 12 Euros.

  También podéis adquirir por muy poco dinero unas bandejas que llevan incorporados uno o dos ventiladores para cuando tenemos el portátil muchas horas encendido sobre la mesa. Suelen ir conectadas a uno de los puertos USB para suministrar corriente al mecanismo de ventiladores.

Otra de las cosas que hacemos mal sin ser muy conscientes de ello, es utilizar el portátil con la batería puesta y enchufado a la corriente eléctrica en todo momento. ¿Qué tiene esto de negativo? por un lado la batería cuando está enchufada a la corriente se calienta, de forma que estamos calentando el portátil sin necesidad. Por otro lado la batería entrará en lo que se conoce como efecto memoria, es decir, cada vez durará menos. Llegará un momento que aunque esté cargada al 100% durará varios minutos cuando lo desenchufemos.


  ¿Qué sentido tiene tener la batería puesta y el portátil conectado a la corriente? Yo creo que ninguno. Lo suyo es utilizar una cosa u otra, cuando hablas con la gente te dicen que lo hacen por si se va la luz… ¿Cuántas veces se va la luz al cabo del año?... pues lo que puedes hacer es si es uno de esos días con tormenta, en ese momento pon la batería por si acaso pero en un día normal, utiliza la luz o la batería. Está bien ponerla de vez en cuando, cargarla al máximo y dejar que se descargue del todo, pero luego volver a cargarla quitarla y dejarla guardada para cuando queramos utilizar el portátil como lo que es, un portátil.

  Nuestro portátil tiene una patitas de goma en la parte inferior… esas patitas no son para que no se arañen los muebles. Sucede a menudo que se despegan y se pierden y nos da igual, pues esas patitas tienen una función y es una función importante, dejar la distancia necesaria entre el portátil y la mesa para que circule el aire frio por la parte inferior del ordenador.

  Por lo que, si perdemos alguna de estas patitas de goma, lo suyo es comprar unos repuestos en cualquier ferretería, si no están las mismas podemos comprar cuatro iguales, y si son un poco más altas pues mejor, más vale que sobre un poco de altura que quedarnos cortos.


  Ya para terminar, de vez en cuando sería aconsejable pasar una brocha o incluso el aspirador con el accesorio que tiene un cepillo por las ranuras de ventilación, ya que en estas ranuras se va concentrando pelusilla que impide la buena circulación del aire.