Por Adolfo Álvarez


  Playmobil es una línea de juguetes de plástico fabricados por el grupo Brandstäter (geobra Brandstätter GmbH & Co KG) con sede en Zirndorf (Alemania).


  La base de estos juguetes es un muñeco de 7,5 cm de alto. Sus partes móviles son la cabeza, los brazos y las piernas y dependiendo de su antigüedad también las muñecas. Estas figuras disponen de multitud de accesorios, vehículos, edificios, plantas y animales en su misma escala que permiten crear una gran cantidad de escenarios y situaciones.

  En 1876, Andreas Brandstäter fundó la empresa en Fürth (Baviera) para producir artículos ornamentales y seguros. En 1921 la compañía fabricaba principalmente productos metálicos como teléfonos y cajas registradoras. En 1954 cambió su producción hacia el plástico, desarrollando, entre otras cosas algunos juguetes de plástico como coches o el famoso “hula hoop”.


  En 1971, en plena crisis del petróleo, la empresa decide que debe reducir el tamaño de sus productos. Hans Beck, jefe de desarrollo de Geobra tuvo la idea de realizar vehículos de plástico más pequeños que los que fabricaba la empresa con unas pequeñas figuras. El ingeniero acabó centrándose más en las propias figuras y sus accesorios. Hans Beck es reconocido unánimemente como el padre de Playmobil.


  El diseño de los muñecos de Playmobil se hizo observando los dibujos que hacen los niños: cabeza y ojos grandes, sonrisa, sin detalles como nariz u orejas... en definitiva una figura humana pero muy simple. Las figuras tienen además el tamaño ideal para que el niño las pueda guardar en el bolsillo.


  Se obtiene así una figura siempre sonriente que el niño puede manipular fácilmente y convertir mediante accesorios en un individuo de cualquier época o profesión. El límite sólo está en la imaginación del jugador. A diferencia de otros juguetes con forma humana, los playmobil se mantienen en pie con facilidad lo que permite una mayor flexibilidad para jugar. Además sus manos toman con mucha facilidad los accesorios (armas, herramientas, instrumentos médicos e incluso juguetes), la cabeza tiene además una marca especial para intercambiar sombreros y cascos.


  Existe una línea especial para menores de tres años, denominada Playmobil 1.2.3., cuyas figuras y objetos poseen características similares a la serie original, pero aún más simplificadas. De esa forma se evita piezas pequeñas, peligrosas para los menores.


  En 1974 se presenta por primera vez Playmobil en el salón de Núremberg con gran éxito. Sus primeras figuras se presentaron con tres temas distintos: contructores, caballeros medievales e indios del Viejo Oeste. En las distintas cajas se adjuntaba una gran cantidad de accesorios, incluyendo piezas tan importantes como los caballos.


  En 1976 salieron al mercado las primeras figuras femeninas, la pareja ideal para el varón Playmobil. Durante mucho tiempo la marca distintiva de las figuras femeninas adultas fue la minifalda; más tarde se incorporó la falda larga y una de las últimas modificaciones fue agregar senos a las figuras femeninas.


  En 1981 aparecieron las primeras figuras que representaban a los niños en el mundo Playmobil.

  En 1982 que Playmobil llevó a cabo una modificación en los adultos y les dio movilidad a sus manos. Con esta modificación se daba mucha más versatilidad a las figuras, ya que les confería más movimiento para el uso de los distintos accesorios de los que disponían.


  Durante las décadas de los años 1970 y 1980 hubo empresas a las que Playmobil cedió su licencia para fabricar y comercializar sus productos en ciertos países, entre otros:

  - Argentina: Antex.

 - Australia: Kenbrite.

 - Brasil: TROL (entre 1970 y 1980) y Estrela (en los 90)

 - España y Portugal: Famosa, bajo la marca Famobil.

 - Estados Unidos: Schaper y Mattel.

 - Grecia: Lyra.

 - Japón: YONEZAWA, NIHON y EPOCH.

 - México: Mattel y Aurimat.

 - Perú: Basa.

 - Reino Unido: Marx Toys, bajo la marca PlayPeople.


  Hoy en día contamos con multitud de temáticas distintas, desde la prehistoria, pasando por el antiguo Egipto, Roma, piratas, oeste, vikingos, medievales, vida urbana, circo, colegio, espacio, aventura, tiempo libre, granja, deportes, etc…


  La empresa dispone de parques temáticos (fun parks) donde se puede disfrutar de juegos inspirados en Playmobil y con dichos juguetes. Existen en Grecia, Malta, Estados Unidos, Francia y Alemania.


  Se han publicado varios videojuegos inspirados en diferentes mundos de Playmobil desarrollados por Playmobil Interactive, gran variedad de merchandising, libros, películas, todo tipo de material imaginable.


  La popularidad de las figuras de Playmobil ha llevado a la creación de diversas asociaciones de aficionados y coleccionistas en los países donde han sido comercializadas, que organizan exposiciones, ferias y otros eventos relacionados con la marca; en España podemos destacar dos de ellas, Somosclicks y Aesclick. En sus webs podeis encontrar todo tipo de información sobre eventos, novedades, curiosidades y conocer coleccionistas de todo el mundo.


  Adentrándonos en el mundo del coleccionismo sus variantes podrían definirse como la de coleccionar por temáticas igual que se hace en el mundo de la filatelía (sellos de correos), seleccionando una temática en concreto y buscando todo el material que existe de esa temática, el coleccionismo por referencias que consiste en ir completando series y todo lo que aparezca como novedad, tarea complicada por la gran cantidad de referencias que aparecen contínuamente y creo que la forma más divertida que es coleccionando para realizar dioramas o escenarios de cientos de muñecos, incluso miles, que representaran un hecho histórico concreto o una situación inventada por su creador.