Nuestros amigos invisibles los gnomos

Por Luz de Luna

Quién no se acuerda de David el gnomo, un médico de 399 años entrañable, sabio y bonachón que estaba al servicio y cuidado de su Comunidad de gnomos, voluntarioso y de un generoso corazón. Estos dibujos animados fueron creados y producidos por el productor, guionista y director mallorquín Claudio Biern Boyd, se emitieron por primera vez en 1985. A todos nos enterneció su vida y la de su familia y también hizo que nos planteásemos si los gnomos existían o tan sólo eran una leyenda.

 

“Acabé creyendo que los gnomos existen, aunque en la ciudad verás a muy pocos.

Ellos prefieren vivir en el campo, lejos del hombre, al igual que ocurría en la serie”

Claudio Biern Boyd

 

Si tuviéramos que definirlos, diríamos que son unos seres fantásticos de unos 30 cm de altura, que no se dejan ver y muy astutos que viven en las entrañas de la tierra, trabajando en minas desde las que custodian metales y piedras preciosas. Los gnomos se han asociado a la Tierra, la minería y la forja. Tiene los ojos grises y un olfato hiperdesarrollado. Son ágiles y cautelosos, no dejan rastro. Viven alrededor de los 400 años y su pelo comienza a ser blanco alrededor de los 80 años.

 

Cuentan que hay muchos tipos de gnomos dependiendo del lugar donde viven: bosques, dunas, jardines, granjas y casas.

 

La palabra gnomo o elemental fue acuñada por el alquimista suizo Paracelso quien en 1566 publicó un Tratado sobre los elementales. Se dice que los gnomos son conocedores de todos los secretos de la Tierra y son el Alma de la misma. Gnomo significa “conocimiento”, “Sabiduría”, “Espíritu del hogar”. Cabalistas de todo el mundo aseguraban que el Aire, el Fuego, la Tierra y el Agua se movían gracias al capricho de estos seres.

¿Los gnomos son sólo una leyenda alimentada por nuestra imaginación o son una realidad ? Lo cierto es que estos seres han dejado de ser una fantasía para convertirse en leyendas vivas de nuestro mundo actual, y eso es así gracias a las personas que dicen haberlos visto e incluso atrapado. Pero son los habitantes de los más ancestrales pueblos del mundo, con gran conocimiento de la madre Tierra los que nos han dejado historias asombrosas protagonizadas por estos seres invisibles.

Numerosos especialistas sitúan su origen en Escandinavia y es allí donde cuenta la leyenda que los gnomos raptaban niños para trabajar en sus minas.

 

“El respeto por la naturaleza es la principal norma de los gnomos"

 

Pero lo cierto es que han sido vistos desde la más remota antigüedad por los seres humanos en Europa, Rusia y Siberia. En el año 470 antes de Cristo el sargento romano Publius Octavus comentó lo siguiente en su cuaderno: “Hoy vi a una persona en miniatura con mis propios ojos. Él usaba un bonete rojo y una camisa azul. La barba blanca y pantalones verdes. Dijo que había vivido en esta tierra por 20 años. Él habló nuestro lenguaje mezclado con extrañas palabras. Dijo ser descendiente de una raza llamada Kuwalden (…) le gustaba tomar leche. Una y otra vez lo vi curar animales en las inmediaciones de Lugdunun” (Leiden, Holanda).

 

Se dice que los montes de Montseny ( Barcelona) están habitados por estos seres invisibles, sobre todo, alrededor de los monumentos megalíticos. Y cómo no, hay una historia contada por un historiador, el catalán Pedro P. Canto quien el 02 de Diciembre de 1989 descubrió 16 huellas en el barro de unos diminutos pies, mientras estaba en Pedra Gentil, en Vallgorgina . Aquel día estaba acompañado por otras cuatro personas. Y él mismo lo relata así… “Nos dispusimos a bordear aquella zona y a inspeccionarla . El momento más emocionante fue cuando, en un paso cerrado por la vegetación, yo me puse a modo de parapeto para cubrir a la mujer y, de un empujón, casi la tiro al suelo. Allí, en la inmensa manta de hojas marchitas, descubrimos las increíbles pisadas de unos pies desnudos, de cuatro dedos y un talón, no tacón, y que medía nada menos que 10 centímetros”

 

Según cuenta el historiador, dos de las personas que allí estaban junto a él eran zahoríes, es decir, radiestesistas que afirmaron que de aquellas huellas emanaba cierta energía al provocar una fuerte oscilación en el péndulo. Canto realizó unas fotografías que al revelarlas salieron invisibles. Quizá los gnomos no quisieron dejar su anonimato.

 

Pero hay quien afirma tener gnomos en casa y este es el caso de una pareja catalana que dice que durante un paseo por los alrededores de las construcciones megalíticas, estuvo comentando junto con unos amigos la leyenda de los gnomos de Montseny, y ella, llamada Pepa, no dudó en decir que no le importaría llevárselos a casa; y dicho y hecho, desde entonces Pepa asegura tener uno en su casa ya que los objetos cambian de sitio y cuando cocina conejo, la carne desaparece.

Pero lo cierto es que Pepa no dice haberlo visto, pero otras historias como la de un habitante del pueblo de Sanjuanina de Chimbas, llamado Ariel Fernández, sí dan pruebas de haberlo tenido en casa.

 

Ariel el 28/08/2009 afirmó en un diario local Sanjuanino que atrapó a un duende y lo metió en una jaula, prueba de ello es la foto con la que ambos salen en la noticia del diario.

Son varios los vecinos del pueblo los que aseguran que vieron un duende de orejas puntiagudas de unos 30cm. de alto que gruñía. Ariel, el vecino que aseguró tener al gnomo retenido en su casa durante una semana, cobró a los vecinos por entrar a verlo, y fueron éstos los que dieron más detalles de este diminuto ser, diciendo que caminaba de lado y que les daba miedo. Finalmente lo soltó porque dijo que los ojos se le pusieron rojos, no sabe si por enfado o por tristeza.

 

Los gnomos no dejarán de ser una fantástica historia que contar y así lo han hecho a través de cuentos populares y tradicionales de todo el mundo. Algunos relatos son Titteli Ture en Suecia y Gilitrutt en Islandia.

 

Reales o no, coincidiréis conmigo en que son seres especiales que viven con nosotros en nuestro mundo ya sea real o imaginario.

 

luzdeluna@revistapositivamente.com