Tenemos que hablar

Por Luz de Luna

Estamos en la era tecnológica, preparados para todo lo que nos depare; nuestras armas son aliados silenciosos que merman nuestro discernir y eclipsan nuestros cortos reflejos.

 

Somos peces en redes de oro pintadas con esmero y expuestas al sol. Nos dejamos llevar por luces parpadeantes que nos pintan un futuro que no pensamos, ni por un momento, si es el mejor.

 

Nos robamos el tiempo abriendo mensajes que la palabra recuerda con tristeza, los plasmamos con valentía y mucho coraje cuando no miramos más allá de un opaco cristal.

 

Dónde están tus ojos, dónde puedo encontrar tu calor, dónde me pregunto a cada instante, dónde caen y reposan tus sentimientos que ya no los siento, ¿ dónde estás corazón ?

 

Mírame y no digas nada, escúchame que te estoy hablando, dime en qué estás pensando y cómo te ha ido hoy, cuéntale a mis ojos que ahora te están observando que te importo, demuéstrame que si te miro, ya no existe nada.