La Reflexología podal consiste en masajear determinadas partes del pie para aprovechar sus efectos reflejos sobre los diferentes órganos o partes del cuerpo.

 

La Reflexología es una técnica que puede ayudar a mantener la salud en óptimo estado y a prevenir enfermedades. En los pies y las manos se encuentran situados "puntos reflejos" que corresponden a cada órgano y parte del cuerpo. Cuando nos enfermamos o nos sentimos estresados estos puntos se vuelven dolorosos como resultado de las toxinas que acumulan. Esas toxinas causan bloqueos que impiden a las energías de nuestro organismo circular con fluidez. Los reflexólogos tratan estos puntos o zonas, liberándolos de la congestión y bloqueos, contribuyendo a que el cuerpo recobre su equilibrio y armonía.

 

La Reflexología es conocida también como "Terapia Zonal" puesto que cada uno de los puntos reflejos está colocado en una zona o meridiano. El cuerpo está dividido en 10 zonas iguales que a veces se denominan "vías de energía" o "vías nerviosas".

 

La historia de la Reflexología tiene cerca de 5.000 años de antigüedad, se sabe que los chinos, lo japoneses y los egipcios comenzaron con esta técnica en los inicios de la medicina.

 

La Reflexología en Occidente la inició el Dr. William Fitzgerald quien, estudiando el sistema energético descrito por la medicina tradicional china, promueve una terapia basada en el tratamiento de las zonas reflejas, tomando como elementos de conexión las líneas longitudinales de energía que recorren el cuerpo de los pies a la cabeza.

 

Sus estudios lo llevaron a la conclusión de que ejerciendo presión sobre unos puntos determinados (principalmente en los pies), ?se lograba un equilibrio fisiológico en otras zonas corporales.

 

Fruto de su estudio publicó en 1913 un tratado llamado "Terapia de las zonas reflejas"

 

La Reflexología moderna ha sido clasificada dependiendo del sitio en donde se estudien o traten las zonas microreflejas: iridiología (iris de los ojos), reflexología auricular ( pabellón de las orejas ), reflexología podal ( pies ), reflexología en las manos (manos ), reflexología en el cuero cabelludo ( cabeza ), reflexología en dedos y uñas ( dedos y uñas ), reflexología abdominal, ( abdomen ) y reflexología en la piel ( piel ).

 

En la actualidad, se enseña y practica la Reflexología como una verdadera ciencia al servicio de la salud.